Lógicas Financieras

bruni

El Capitalismo Financiero carece de valores. Sólo interesa el dinero. Caen gobiernos, aparecen los “Panamá Papers”, existe indiferencia ante la vergüenza mundial que significan las migraciones que han transformado el Mar Mediterráneo en un mar de los Muertos, etc. En nuestro país, no es el único obviamente, están sucediendo hechos que deben encararse pensando en  nuestro futuro, y que mucho tienen que ver con el capitalismo financiero. Referimos a nuestra Seguridad Social. Más concretamente, las AFAP.

Si una institución estatal pone dinero en un negocio, ¡sí, un negocio!, a pesar de que este último le genera y profundiza  riesgos sobre su viabilidad, expresaríamos que es ¡poco creíble! El Banco de Seguros del Estado es quien paga las prestaciones a los afiliados al Sistema de Ahorro individual. Por cada 100 pesos que recibe paga 107. En oportunidad de cumplir 20 años las AFAP, según se publicó, se expresaron conceptos de que era necesario capitalizar al B. S. E. para poder seguir actuando, agregándose que se permanece en el sistema porque es una entidad estatal, ya que de retirarse, lo haría caer. ¡Insólito!

¿Se han adoptado medidas? ¿Indiferencia, irresponsabilidad? Y que quede claro que de ser así, estos calificativos no refieren al Banco de Seguros, sino al sistema en su totalidad. En tal sentido preguntamos ¿por qué el B. S. E. es la única aseguradora que permanece en el sistema, ya que las privadas se fueron durante los últimos 20 años? Llamativo ¿no?                                                                                                                                                                                                                                                                     

Las tasas de mortalidad son importantes para definir el monto de las jubilaciones. ¿Por qué se consideran para su cálculo en el Sistema Individual AFAP 110 años, notoriamente superiores a las que se toman en cuenta en el sistema de reparto que aplica el B. P. S, perjudicando notoriamente a quienes percibirán las prestaciones? Hace años que se viene denunciando tal situación. Días atrás se dijo que había que cambiar las mismas para que sean técnicamente más adecuadas ¿Veinte años no fueron suficientes para advertir lo que sucedía, o serán 40, 50 o 60 los años que habrá que esperar para sacar conclusiones? ¡Claro! Se dirá que era la forma de hacer viable el sistema. Y yo pregunto para ser más claro: ¿o de obtener ganancias financieras las sociedades anónimas AFAP y sus allegados?

Pensemos en el Banco de Previsión Social. La ley 16713 permitió a quienes no estando obligados a afiliarse a las AFAP realizar la opción de hacerlo, aportando sólo por el 50% de sus asignaciones computables, obteniendo además como beneficio que su pasividad se multiplicara por 1.5% de lo que aportó al BPS, siendo éste por otra parte quien paga esa diferencia. ¿Se pretendió subsidiar encubiertamente a las AFAP para lograr mayor cantidad de afiliados? ¿Cuántos millones de dólares le habrá costado a la institución esa “ayudita” a las sociedades anónimas?                                                                                                                                                                                 

¿Veinte años es poco tiempo para juzgar resultados?  Por supuesto que en materia de jubilaciones y demografía hay que ser muy cuidadosos. Sin embargo, al parecer en otros aspectos no es así, ya que existen jerarcas que afirman desde años atrás, que el Sistema de Ahorro Individual hace más sustentable las cuentas públicas, y que los trabajadores por ello lograrían una mejor prestación que la que obtendrían por el sistema de reparto del BPS.  ¿Tomadura de pelo? ¿Diferencias  conceptuales? Pregúntesele al B. S. E. por qué sigue permaneciendo en el sistema.                                                                                                   

Sistema en el cual existe el Fondo de Ahorro Previsional- F. A. P, que es propiedad de los trabajadores, siendo fundamental para determinar el monto de las prestaciones a percibir. Los afiliados a las AFAP pagan una comisión que forma parte del  FAP. Del mismo se deducen las primas de seguro de invalidez, fallecimiento, la Comisión de Custodia, que es la que cobra la institución financiera que guarda el dinero acumulado, etc. Desde una lógica estrictamente financiera, podrían resultar coherentes dichas deducciones a quienes se afiliaron a las AFAP. Pero ¿cuánto se achica el F. A. P. que es esencial para determinar el monto de las prestaciones? ¿Tendrá algo que ver esto con el problema de los denominados cincuentones?      

Vayamos a las exoneraciones tributarias que gozan las AFAP y Empresas Aseguradoras por su constitución como sociedades anónimas  y por el aumento de sus capitales. Por su parte estas últimas,  también lo están del impuesto a los ingresos y por el cobro de primas del seguro de invalidez y fallecimiento, y/o del IVA por las primas. Además ¿cuánto ha gastado y gasta el BPS?  ¿Qué riesgo corren entonces las sociedades anónimas AFAP, si además casi todo se deduce del Fondo de los Trabajadores? El ahorro acumulado de las mismas llega casi al 20% de Producto Bruno Interno del país?  Si serán necesarios cambios al sistema, progresivamente sin duda, pero muy profundos. Y no es lo único a considera obviamente.                                                       

En definitiva, 20 años es poco tiempo para juzgar resultados. ¿Tendremos que esperar 30, 40, 50? Es mucho tiempo, al menos para mí. Estaré en otro lado en el cual no podré opinar. ¡Ni respirar siquiera!

 

Dr. Jorge R. Bruni. 

 

Miserias Humanas y Geopolítica

bruni

El sociólogo argelino francés Alain Accardo nos dice: “La presencia en una mesa de todas las partes de un reloj, no le permite hacerlo funcionar a alguien que no tiene un plan de montaje, que es una estrategia. En política, uno puede ponerse a gritar o puede pensar en el montaje de las piezas”          

En el mundo están sucediendo hechos,  que además de generar sorpresa, indignación, horror, originan mayor miseria y profundización de la misma. Por un lado, lo que ocurre con migrantes, refugiados etc. Por otro, las notorias dificultades para que nuestro continente logre una integración real y profunda. Veamos ambos aspectos.

En primer lugar, destacamos el cuestionado pacto entre Unión Europea y Turquía sobre refugiados. Si fueran migraciones regulares, nada nuevo agregaríamos, ya que la movilidad humana es un proceso histórico regular. Cosa diferente a los refugiados, esto es, personas que escapan de sus países porque sufren guerra, persecuciones de raza, religión, nacionalidad, opinión política, etc. 

Al respecto, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Fundamentales, expresó su gran preocupación “por la detención arbitraria de inmigrantes y refugiados”. El acuerdo expresa que Grecia deberá expulsar a Turquía a quienes lleguen Irregularmente a sus tierras, previo estudio de los casos individuales, a efectos de comprobar si tienen o no derecho a protección. Si la devolución – expulsión  es colectiva y no se analizan individualmente, cómo estaría sucediendo, no se cumple con las normas establecidas. Además expresó que Turquía no es un lugar seguro para los refugiados. Por su parte ACNUR, UNICEF, ambas de ONU, mostraron preocupación por los niños, basándose en disposiciones de la  que expresan que nunca deberán ser retenidos en base a su status migratorio.                                       En estos días, autoridades europeas y griegas están expulsando centenares o millares de migrantes y refugiados de un total aproximado de 6.000 que llegaron con posterioridad al 20 de marzo. Siria tiene ¿o tenía? unos 22.800.000 de habitantes. Los refugiados son aproximadamente 7.000.000. Se estima en 54.000 el número de exiliados en Turquía. El país sirio vive una gran crisis humanitaria. 

Surgen varias interrogantes. ¿Quien generó las guerras que provocan este desastre humanitario? ¿El mundo occidental unido, los países árabes, los terroristas, o existen responsables múltiples? ¿El petróleo y otras riquezas  fueron determinantes? ¿Quién financia y proporciona armas a los terroristas, ya que éstos tendrían dificultades financieras? Sin duda existe fuerte represión policial en esas latitudes, incluidos asesinatos de sirios. Por algo se ha dicho que el Mediterráneo “huele a muerte”.  Cómo serán las cosas que el Papa Francisco ha viajado a Lesbos criticando la situación, tratando de hacer reflexionar y ayudar. Europa fundamentalmente, ¿no tiene la obligación moral de acoger a los refugiados? Sin embargo, basado en la  islamofobia, se les expulsa.

El segundo tema tiene que ver con la integración de nuestro continente y el mundo. El reposicionamiento geopolítico de EEUU mucho influye en el tema. El TPP es un ejemplo, negociado en secreto por 12 países, incluidos  tres latinoamericanos: Chile, Perú y México, promoviendo además una política anti - China.  Además ¿no es EEUU cercano e influyente respecto de la Alianza del Pacífico? ¿Y qué decir del TISA? Las visitas de Obama a Cuba y principalmente al más que neoliberal y ya cuestionado  Presidente Macri en Argentina, ¿serán casualidades o existirán causalidades profundas? Y respecto de Brasil, ¿nada que ver? ¿No existirá interés en debilitar la integración continental? Del capitalismo financiero todo se puede esperar.

Por supuesto  que las dificultades de nuestros gobiernos progresistas, no le vienen nada mal. Más allá de la opinión que se tenga sobre cada uno de los protagonistas, ¿no se está fomentando la salida del Presidente Nicolás Maduro, poniendo obstáculos a Evo Morales en Bolivia, como antes sucedía con los Kirchner en la otra orilla del Plata,  o lo que está sucediendo en Brasil? Por supuesto que en los últimos años a pesar a pesar de los problemas, nuestros gobiernos progresistas realizaron muchos cambios. ¿Pero fueron modificaciones estructurales o coyunturales en gran medida, dejando el sistema productivo sin los cambios profundos necesarios?  No olvidemos que en democracia, la profundidad de las modificaciones constituye un proceso, con sus avances y retrocesos.

Por último, recordemos que la derecha nueva, vieja, antigua o como se le quiera llamar está al acecho, y que sus políticas no son para nada proclives a efectos de fomentar la integración real y profunda: Argentina de Macri, Perú, Colombia, México, ¿Chile?, no lo demuestran?

En definitiva, apliquemos la imagen del reloj: integrar no es sólo juntar partes aisladas, sino que se trata de formar un todo o un casi todo, una  nueva identidad integrando la totalidad, o una parte de ella. ¿Un país pequeño como el nuestro, situado además entre dos grandes naciones, política y geográficamente hablando, puede subsistir aisladamente sin integrarse a ese todo, lo que para nada significa perder la identidad en este mundo cada vez más complejo

Dr. Jorge Bruni.

Batalla Cultural: Solidaridad - Individualismo

columnista51015

Reiteradamente se nos pregunta por parte del grupo de ciudadanos de 50 años o más cercanos a la jubilación y que son afiliados a las AFAP, los motivos por los cuales dichas personas teniendo una idéntica historia laboral a quienes sólo están afiliados al B. P. S, van a percibir pasividades bastante inferiores a estos últimos. En 1995 al aprobarse las AFAP, la discusión estuvo planteada, y se advirtió de estas posibles consecuencias. Actualmente aquellas advertencias se estarían transformando en hechos reales. Fui testigo directo hace  20 años del Diálogo que se realizó en el Victoria Plaza Hotel, por haber sido delegado del Frente Amplio al mismo

Si es que van a apercibir pasividades menores ¿cuáles serían las posibles causas de dichas diferencias? Muchos factores pueden incidir. Recordemos que el Fondo de Ahorro Previsional- FAP en el sistema de ahorro Individual es propiedad de los trabajadores, siendo sustancial para determinar el monto que se percibirá por pasividades.  Al FP se le realizan varias deducciones. Mencionaremos algunas.

Los afiliados aportan al BPS y a la AFAP, y en este último caso se paga una comisión que se deduce de dicho fondo. También  se descuenta el pago de la prima por el seguro de invalidez y fallecimiento a una empresa aseguradora.  Otra deducción es la denominada Comisión de Custodia que cobran los que se encargan de mantener los fondos en una institución financiera, y cuyo monto lo fija dicha entidad y el Banco Central. ¿Todo lo precedentemente expuesto no influirá negativamente en el fondo de donde saldrá la jubilación? Vayamos a otro aspecto.                                                                                                                                        

Por el contrario, existen políticas que favorecen la viabilidad y crecimiento financiero de las sociedades anónimas AFAP.  Por ejemplo, las  exoneraciones del IVA a las comisiones que perciben las mismas, a lo que se agrega que estas instituciones como sociedades anónimas que son, también lo están del  tributo a su creación y al de los aumentos de sus capitales.  Si de las aseguradoras se trata,  están exoneradas del impuesto a los ingresos, y además por el cobro de primas del seguro de invalidez y fallecimiento. Por supuesto también del IVA.

Actualmente las AFAP acumulan aproximadamente entre 16% y 17% de PBI del país. Habiendo mucho más para expresar, dejamos esta parte por acá.  

En definitiva, por un lado tenemos las deducciones referidas y otras que no mencionamos, que afectarían al Fondo de los trabajadores- FAP, del que mucho depende el monto de la pasividad. Por otro, existen múltiples exoneraciones que facilitan y promueven para las sociedades anónimas, el negocio financiero, el lucro, en definitiva. ¿Quién asume los riesgos entonces? ¿No están afectados los principios de solidaridad, igualdad, universalidad y suficiencia de la S. Social? ¿El lucro  y los Derechos Humanos en armonía en la materia? Juzguen los lectores.                  

En setiembre de 2015, la Federación Internacional de Administración de Fondos de Pensiones (F. I. A. P), y directivos de AFAP SURA,  INTEGRACIÓN AFAP, REPÚBLICA AFAP Y UNIÓN CAPITAL AFAP, invitaron a los representantes de jubilados y trabajadores en el Directorio del B. P. S,  a participar de jornadas organizadas por los convocantes. Estos, agradeciendo el gesto rechazaron  la misma, basándose en las más que notorias discrepancias de fondo existentes con las políticas en las que predominan fuertemente el individualismo, la visión financiera y el lucro en la Seguridad Social. Por otra parte, la negativa se expresó con total racionalidad y respeto. Resaltemos que la invitación cursada y el rechazo respetuoso de la misma, nos lleva a distinguir una vez más la calidad de nuestro sistema democrático, hecho este último, notoriamente reconocido regional y mundialmente.  Creemos que no se le ha dado la importancia que merece a esta situación que nos honra.   

 ¿Qué queremos decir con el título de Batalla Cultural? Expresamos que a pesar de su naturaleza financiera, lucrativa y perjudicial para los afiliados en general en cuanto al monto de las pasividades, entre otras consecuencias, al realizarse un plebiscito al respecto, la ciudadanía se pronunció a favor del sistema de Ahorro Individual. ¡Si será cultural la batalla!    

La Cultura es condición, objetivo y herramienta para el desarrollo del país de futuro que queremos. Sólo el crecimiento no asegura la justicia social y la solidaridad que forman parte de nuestros objetivos. Y si no procedemos de esta manera podemos terminar dominados por otra cultura,  no precisamente solidaria, sino todo lo contrario:  lucrativa, individualista, financiera, etc. ¿Recuerdan  aquella foto de un ex jerarca del BPS cuando se metía la mano en el bolsillo y decía ¡Hacé la tuya! Toda una definición.

En este contexto se produjo la invitación a los directores sociales y su negativa a concurrir, lo que demuestra como expresáramos, coherencia en la respuesta y vigencia de nuestra democracia. Seguiremos discrepando profundamente y bregando para que las AFAP no sean parte de la S. Social, porque nada tienen que ver con el Derecho Humano a la Seguridad Social. La lucha es larga. Se trata de un proceso ideológico, político, económico financiero. Todo ello enmarcado en el concepto de la Batalla Cultural al que referimos.

Dr. Jorge R. Bruni

13 de marzo trascendentes elecciones en EL BPS

bruni

Hemos escrito poco tiempo atrás sobre el tema. La trascendencia e inmediatez electoral, amerita ratificar o agregar conceptos.

Cuántos conceptos y realidades importantes están en juego el 13 de marzo, fecha en que se realizarán las elecciones para elegir los Directores Sociales en el Banco de Previsión Social-B. P. S.   Mucho de lo que escribiré lo he expresado en otras oportunidades. La importancia de las elecciones amerita insistir en ciertos aspectos. Acontecimientos políticos recientes pueden opacar el hecho electoral al que referimos. (ANCAP-Los cuestionamientos al Vicepresidente Sendic, la elección para Presidente del Frente Amplio, etc). De ahí que consideramos imprescindible insistir en el tema, defendiendo todo lo que refuerza nuestra democracia. Veamos.

¿Qué duda puede caber que en la fortaleza política institucional que a lo largo de los años ha ido adquiriendo el BPS, ha influido notoriamente la participación social? A lo que agregamos la forma democrática en que son electos los representantes sociales de trabajadores, empresarios, jubilados y pensionistas,                                                                                                                                                Por supuesto que lo mencionado otorga plena legitimidad política a lo institucional. Y cuando referimos a la misma no estamos pensando en el hecho de hacer política partidaria. Por el contrario, hablamos de las  bases sustanciales que otorgan transparencia, credibilidad ante la sociedad, gozando por ello nuestro país de un  gran prestigio internacional. Lo hemos comprobarlo personalmente infinidad de veces, por otra parte.                                                                                                  

Otro de los elementos sustanciales a considerar es el Sistema de alta calidad de Relaciones Socio-Laborales que tenemos, que profundiza la legitimidad política e institucional que mencionábamos. ¡Cómo no lo va a ser cuando el mismo está sustentado en esa herramienta sustancial que caracteriza a los uruguayos, social y políticamente: el Diálogo Nacional, que influye notoriamente en la negociación colectiva bi, tripartita o cuatripatita, máxime en un país en el que las pasividades ajustan su monto por el Índice Medio de Salarios y no por inflación, como muchos conservadores pretenden. Recordemos que la mejora de los salarios, entre otras muchas y variadas consecuencias positivas, originó notablemente la mejoría de las pasividades. Aunque obviamente no es la única causa.                                                                                                                                 

No olvidemos que nuestro país ha tenido importantes mejoras en estos últimos 10 años en lo que tiene que ver con cifras de pobreza, indigencia, inclusión y cohesión social. Todos elementos que influyen en el desarrollo y profundización de la ciudadanía social y política, en la participación y por ende en la  democracia. Llamamos ciudadanía social al conjunto de derechos que las personas tienen como sujetos de la sociedad y que ha ido evolucionando positivamente a través de la historia. Sea la ciudadanía civil vinculada a la libertad y los derechos individuales, que muchos lamentablemente identifican sólo con el derecho a la propiedad, o a los Derechos Sociales tales como el derecho al voto, a la organización social y política, al acceso a la educación, etc. En definitiva, a todos los que deriven del Estado de Bienestar.   Es una verdadera batalla cultural, concibiendo a esta última no sólo como condición necesaria para el progreso, sino además como un objetivo fundamental, y a la vez una herramienta esencial para ir transitando el largo proceso que, tiempo más, tiempo menos, nos llevará al goce profundo de los DDHH en su visión integral: políticos, sociales y culturales.                                             

No son pocos los años en que existen experiencias participativas en la Seguridad Social. No todos de la misma intensidad por supuesto. Una primera experiencia fue en 1896 mediante la Ley Ciganda, prosiguiendo en 1919 con la ley Carnelli, experiencias parciales ambas, hasta consolidarse definitivamente en la Constitución de 1967, llevada a la práctica treinta y dos años después, el 7 de octubre de 1992. Como se observa, hay mucha historia detrás en el tema.  

Indudablemente todos estos conceptos rigen para todo el país, combatiendo desarrollando y profundizando políticas de decenas de años atrás en las que el centralismo de la capital era por demás notorio. Hoy felizmente se está haciendo camino buscando soluciones para este problema. Existen cifras que ratifican claramente lo que estamos  expresando. Obsérvese que entre Mayo 2011 y Abril 2015, se han realizado enorme cantidad de visitas, no sólo a las capitales departamentales, sino también al denominado Uruguay profundo.  En tal sentido se ha estado presente en muchos cursos,  varias Juntas Departamentales, en lugares donde se concretaba la Operación Milagro o la entrega de ómnibus para realizar actividades de jubilados; en diversas inauguraciones, aniversarios, encuentros regionales de adultos mayores, etc, etc.

Hay que seguir reforzando a fondo la participación social,  con lo cual le da legitimidad a la ciudadanía política y social, otorgándole credibilidad y transparencia. De ahí la enorme trascendencia  de las elecciones a celebrase el 13 de marzo.

Dr. Jorge R. Bruni

Ciudadanía Social

columnista51015

Existen hechos que ocurren en el mundo, como también disidencias en la interna del Frente Amplio, el tema ANCAP es un claro ejemplo, que acaparan la atención de los medios de comunicación. Todo ello ha originado que aspectos trascendentes como las elecciones para elegir los Directores Sociales en el Banco de Previsión Social que se realizarán el 13 de marzo, apenas dentro de 70 días aproximadamente, no han adquirido la notoriedad que merecen. Y no es un hecho menor, ya que existen detrás de las mismas  muchos aspectos relevantes que deben destacarse y que muchas veces no se perciben es su verdadera trascendencia  Veamos sólo algunos de ellos. 

FORTALEZA POLITICA INSTITUCIONAL. En primer lugar, la fortaleza política e institucional que ha ido adquiriendo con el transcurso de los años el Banco de Previsión  Social, aspecto en el que notoriamente ha influido la participación social en la Institución y la forma democrática de elección de los representantes sociales: trabajadores, empresarios, jubilados y pensionistas. No es común este hecho ni en la región ni en gran parte del mundo.   

CIUDADADANÍA SOCIAL- PARTICIPACIÓN- DEMOCRACIA. En todo ello ha contribuido el desarrollo  y profundización del concepto de ciudadanía social, esto es: el conjunto de derechos que las personas tienen como sujetos de la sociedad, que han ido evolucionando positivamente a través de la historia. Por un lado la ciudadanía civil vinculada a la libertad y los derechos individuales, que muchos lamentablemente identifican sólo con el derecho a la propiedad. Agreguemos los Derechos Sociales tales como el derecho al voto, a la organización social y política, al acceso a la educación. En definitiva a todos los que deriven del Estado de Bienestar.   Se trata de una verdadera batalla cultural, concibiendo a esta última no sólo como condición necesaria para el progreso, sino además como un objetivo fundamental y a la vez herramienta esencial para ir transitando el largo proceso que, tiempo más, tiempo menos, nos llevará al goce profundo de los DDHH en su visión integral: políticos, sociales y culturales.

Hay mucha historia detrás de este concepto, en el cual indudablemente ha influido  

la participación social, cuya primera experiencia arranca en 1896 ley Ciganda mediante, continuando en 1919 con la ley Carnelli, hasta consolidarse, en teoría en la Constitución de la República de 1967, y en la práctica a partir del 7 de octubre e 1992.  

LEGITIMIDAD POLÍTICA. ¿Qué duda puede caber que los elementos que hemos ido mencionando, que no son todos por otra parte, constituyen las bases sustanciales que otorgan transparencia y legitimidad política ante la sociedad, gozando por ello nuestro país de gran prestigio internacional. Lo hemos comprobarlo personalmente, infinidad de veces.     

SISTEMA DE RELACIONES LABORALES. Otro de los elementos sustanciales que otorga legitimidad política al sistema,  es la existencia de un Sistema de Relaciones Laborales calidad basado en el Diálogo, que es fundamental por su influencia en la negociación colectiva bi, tripartita o cuatripatita, máxime en un país en el que las pasividades ajustan su monto por el Índice Medio de Salarios y no por inflación, como muchos conservadores pretenden.  Considérese que ello surge de una disposición de la Constitución de la República. Por otra parte, la existencia de un buen sistema de Relaciones Socio laborales basado en el diálogo contribuye a la mejora de los salarios, entre otras muchas y variadas consecuencias positivas, las pasividades entre ellas. 

POLÍTICAS PÚBLICAS. Pues bien. Siendo las elecciones para directores del BPS trascendentes, creemos que son necesarias Políticas Publicas a efectos de darle la importancia que revisten. Destaquemos que la participación en las mismas, no es consecuencia sólo de una simple convocatoria formal. Las abstenciones en algunas elecciones pasadas demuestran lo que estamos afirmando. De ahí nuestra convicción acerca de la necesidad de Políticas Pública a efectos de concientizar política y socialmente respecto de la importancia del acto electoral. Consideramos necesario que el Estado debe ser  proactivo al respecto.

El propio sistema político debe promoverlas, lo que no significa que haya que partidizarlas. Todo lo contrario. No hacerlas sería un grave error, ya que estaríamos allanándoles el camino a los que no quieren realizarlas, sectores empresariales o políticos conservadores, que han llegado a expresar, tratando de fundamentar su rechazo, a expresar que las elecciones ¡ SON CARAS! ¡Insólito! 

Obsérvese finalmente que muchas veces no se realizan elecciones porque existe un solo candidato para el sector de que se trate, el cual es elegido en la interna de los sectores por procedimientos democráticos que fijan las propias organizaciones. Ello suele suceder en el PIT- CNT y en el sector empresarial. Por otra parte, en el sector de jubilados donde seguramente habrá elecciones, hace apenas un mes el Congreso de la  Organización Nacional de la ONAJPU,  decidió mediante votación ampliamente mayoritaria que su representante a la elección del 13 de Marzo, fuera el actual Director Sixto Amaro.

A divulgar, aplicar, profundizar entonces, este hermoso ejemplo de consolidación de lo que hemos denominado ciudadanía social, con todos sus ingredientes.

Dr. Jorge R. Bruni 

region sur

eptv btn

Diario 26,5x38   pag 1
Camcel3
Camcel2
Camcel1