1865 - Paysandú - 2 de enero - 2018

tere30

 

 

Han transcurrido 153 años desde que, después de una tan dolorosa como heroica restencia, cayó Paysandú en poder de una triple fuerza militar, arriándose el Pabellón Patrio e izándose el brasileño imperial.

Fueron 33 días de sitio: 1º diciembre 1864 - 2 de enero 1865. La plaza soportó asedio por tierra y desde el río Uruguay, la guarnición al mando de Leandro Gómez era de 600 hombres, los atacantes eran varios miles (se calcula 7.000): malos orientales con argentinos y brasileños.

Este mensaje contiene datos del libro “La defensa de Paysandú” editado en Montevideo en 1887 en Tipográfica Laurak-Bat (calle Cerrito Nº 84), son sus autores Rafael Pons y Demetrio Erausquín. Es una recopilación de documentos, narraciones, extractos de prensa de los países del Plata, biografías, episodios y recuerdos personales, que reflejan el momento político en que tuvo lugar el sitio, defensa, caída y emociones provocadas por el episodio que hoy recordamos. Evaluados los acontecimientos con tiempo para la reflexión (1865 - 87), los autores expresan conceptos que tal vez nos orienten, aún hoy, a sentir mejor lo sucedido.

Ellos dicen en una dedicatoria. “A los que aman las glorias nacionales; a los que antes que partidarios son orientales, a los que sienten orgullo en reconocer el valor y el patriotismo abnegado de nuestros compatriotas, sin distinciones de filiaciones políticas, a esos, dedicamos esta obra destinada a enaltecer una gloria nacional que honra y enorgullece a todos los que han nacido a la sombra del Pabellón Oriental”.

La defensa de Paysandú, mírese con el criterio que se mire, apréciese o no las causas que la motivaron, siempre va a ser un acto glorioso, heroica, homérico, que debe ser recordado como símbolo y recuerdo para los cientos de muertos, para las familias que desde la isla Caridad veían la escuadra brasileña bombardear la ciudad. Esposas, madres, hermanas, hijos, que día a día sabían del horror de la muerte segura de sus seres queridos.

Un dato de un documento del libro mencionado: 4 cañoreras al mando del Almirante Tamandaré lanzaron en un solo día 600 balas (no olvidemos el tamaño de las balas de cañón que causan asombro cuando los niños las ven en nuestro Museo).

Lamentable “triunfo” el 2 de enero: dejan una ciudad destruida, sembrada de cadáveres de personas que entregaron sus vidas por cumplir con su deber con la Patria, defendiendo el gobierno constitucional, atacados por armadas de tres países, vencedores después de atacar cuando se estaba negociando una tregua para dar sepultura a aquellos que diseminados por toda la plaza, esperaban el último respeto.

¿Por qué a los Jefes vencidos se los ejecutó como a simples criminales?

¿Por qué no tenían derecho a un juicio?

¿Cuál fue el crimen cometido por Leandro Gómez, Lucas Píriz, Azambuya, Braga- Raña- Rivero, y con ellos muchos más, ejecutados el mismo día de la rendición? 

Para ellos nuestro recuerdo y homenaje, junto a todos los caídos en la Defensa.

¿De quién fue el triunfo del 2 de enero?

Los día 1 y 2 de enero de 1884, los restos del General Leandro Gómez fueron trasladados a Montevideo. Homenajes, misa y traslado de la urna al Panteón y Monumento que existe en el Cementerio Central.

Don Andrés Lamas envió una bandera que estaba el día de la caída de Paysandú, para que cubriera la urna (luego fue llevada al Museo).

Prof. Teresita Pírez  

region sur

eptv btn

Diario 26,5x38   pag 1
Camcel3
Camcel2
Camcel1