Revolución de Mayo de 1810

tere14

Aclaración:

Ante publicación realizada en junio de 2010, por homenaje al acto de 1810.

Esta publicación del diario “El País” (foto) tiene bien claras las dos placas.

El Intendente era Barreiro. El Presidente de la Junta Departamental era Sorondo, la Presidente de la Comisión de Cultura era Genoveva Bosque.

Leer más...

1816 - 26 de mayo: Día del Libro - 2017

tere26

En el día de la fecha, se inauguraba, en Montevideo, la 1ª Biblioteca Popular. Fue iniciativa del Presbítero Dámaso Antonio Larrañaga, entusiasta colaborador de Artigas, especialmente, en lo cultural. Los libros que la integraron, procedían, en su mayoría, de la biblioteca del fallecido Presbítero Pérez Castellano, de los Padres Franciscanos, de José Raimundo Guerra y del propio Larrañaga.

Leer más...

Derrota de Tacuarembó 22 de enero de 1820

tere03

Dolorosa fecha en la que los Orientales fueron derrotados por el poderoso ejército de Portugal, que nos había invadido en 1816. Llevaban cuatro años de heroica resistencia militar, en defensa del territorio.

El invasor era portugués, venía desde la colonia de este reino en Brasil a usurpar las tierras tan codiciadas desde la fundación de Colonia del Sacramento en 1860.

Par ellos éramos la “cisplatina” o “tierras que están más acá del Plata”, vistas desde el norte. Querían llegar al límite sur en el Río de la Plata. Para tal proyecto prepararon un “ejército de élite” que venía de Europa de combatir a Napoleón, al servicio de Inglaterra.

Fue el “pago” por el traslado de la Corte de Portugal, todos sus gobernantes y posesiones materiales, que los ingleses trasladaron a Río de Janeiro, cuando Napoleón invadió el Reino lusitano. Don Juan de Braganza dejó en Europa lo mejor de sus ejércitos y Oficialidad, no los precisaba en América.

Vencido Bonaparte en 1815, los británicos devuelven el “préstamo”. ¿Qué hacer con ellos? Sencillo: llévenlos a Porto Alegre, allí el Márquez de Barbacena y Lecor los preparan para invadir la Provincia Oriental que era un mal ejemplo en la frontera riograndense; era independentista!

Venían a combatir “al General de los independientes”.

Por su parte, desde Buenos Aires se insistía pidiendo ayuda para combatir “al anarquista Artigas”.

Era la época del apogeo del artiguismo (1815) tratando de poner en práctica “su sistema” federal, descentralizador que impulsaba la defensa de los derechos de los pueblos (“soberanía particular” como único objeto de la Revolución) a decidir sus propios destinos políticos, sociales y libertad de producir y de comercializar, en pie de igualdad y de justicia.

Franca, clara, definida, oposición al proyecto urbano, oligárquico, unitario, centralista de Buenos Aires. Desde allí se consideraba que toda política de autonomías locales, era un ataque a la “integridad nacional” por lo tanto, era agresiva para el poder de un Estado omnipotente y centralizador.

Muchas veces, el Directorio de Buenos Aires solicitó ayuda al Rey Don Juan de Portugal. Contó también con el beneplácito de Gran Bretaña, que en el Congreso de Viena, admitió la necesidad del contralor a Artigas, que desde Purificación vigilaba el comercio inglés por los ríos de la región: el Plata, Uruguay, Paraná (este a traves de las Provincias del Protectorado).

El Dr. Manuel García se presentó en la Corte de Río, (1815) ofreciendo todas las ventajas para la invasión, mientras no pasaran el Río Uruguay.

1816 invaden los portugueses por tres puntos de nuestro territorio: por Santa Teresa (con ayuda de la flota) venía Lecor, por el norte Curado (Misiones).

Mariscal Da Silveira por Melo, para llegar hasta Purificación (Zona de Salto y Paysandú).

Artigas ordenó defensa y contra-ataque, como el caso desde Misiones. Comisiono a Fernando Otorgués, (probaba su lealtad después de la propuesta de Pueyrredón) que se unierá a Rivera y se defendiera de Da Silveira. No fue posible unirse con Rivera, solo se enfrentó a los portugueses, el 6 de enero en Pablo Paéz: los dispersó.

Fueron cuatro años de terrible movilidad de los orientales, resistiendo como podían, “hasta con perros cimarrones”.

El 22 de enero, Andrés Latorre es derrotado en Tacuarembó, terrible matanza de orientales.

La contrapartida de esta derrota, fue la caída del régimen de Buenos Aires después de la Batalla de Cepeda 1ro de febrero-1820. Los vencedores fueron caudillos federales) López Ramirez) si bien firmaron el Pacto del Pilar (23 de febrero) que niega a Artigas como conductor del Protectorado, implica la victoria ideológica del federalismo.

En setiembre de 1820 comienzan los treinta años del exilio de José Artigas.

Hace dos años nos encontrábamos en la Represa de Itaipú (brasileña-paraguaya), pregunté a un sereno dónde quedaba Itapúa o Itapuá, el paso en el Paraná, por el cual Artigas entró al Paraguay; dijo: “Es un balneario a 60 quilómetros de aquí”. Imaginen mi emoción…

Prof. Teresita Pírez      

   

Grito de Asencio - 28 de febrero Conmemoración en Soriano - 1930 La Revolución Oriental de 1811

teresita1

 

(El texto transcripto, Pag. 12/13, fue escrito por Rogelio V. Mendiondo y publicado por el periódico “La Región”, de la ciudad de Carmelo, departamento de Colonia, en Febrero 28 de 1930).

La alborada del año mil ochocientos once había hecho su entrada triunfal.

A medida que el tiempo transcurría, las ideas revolucionarias sustentadas por el General Miranda, apóstol de la liberación del continente americano, iban adquiriendo prosélitos y admiradores. Era menester romper las cadenas del vasallaje y ostentar en los nuevos pabellones la efigie de la libertad; era necesario cobijar bajo banderas liberales a los patricios autóctonos, a los hombres de los villorrios como a los de las selvas, a los campesinos como a los letrados, alentándolos en la prosecución de la nueva transformación política que

Leer más...

200 años de la Batalla de Pablo Páez 1816 - 6 de diciembre - 2016

teresita

En la fecha indicada, el Oficial artiguista Fernando Otorgués obtuvo una inesperada victoria ante fuerzas portuguesas comandadas por el Mariscal Bernardo da Silveira Pinto da Fonseca.

Los portugueses estaban invadiendo la Provincia Oriental con fuerzas militares muy superiores en número, armamento, preparación, comandadas por la oficialidad del Imperio que había combatido a Napoleón en sinnúmero de batallas europeas, cedidas por la Monarquía de Portugal a la Corona de Inglaterra, como agradecimiento por el traslado de la Corte de los Braganza, hasta su colonia americana: Brasil.

Vencido Napoleón, Inglaterra envía de retorno las fuerzas utilizadas en las guerras europeas, al Monarca que residía en Río de Janeiro. ¿Qué hacer con la brillante oficialidad lusitana? Mandarlas a Porto Alegre, bajo el mando del Marquez de Alegrete, para que invadieran la Provincia Oriental. Contaban con el consentimiento de Buenos Aires que estaba en plena lucha con el Jefe de los Orientales, que molestaba demasiado con sus ideales republicanos, federales, descentralizadores, en claro desacuerdo con los proyectos bonaerenses: oligárquicos, monárquicos, centralistas. No olvidemos a la Princesa Carlota Joaquina de Borbón que ejercía fuerte influencia desde Río de Janeiro, pretendiendo incorporar estas tierras orientales, para ellos la “Cisplatina”, a la Corona de los Braganza, o en su defecto, hacer valer sus derechos como hermana de Fernando de Borbón.

Leer más...

region sur da pie

eptv btn

Diario 26,5x38   pag 1
Camcel3
Camcel2
Camcel1