fbpx

154 años transcurridos Sitio a Paysandú 1º de diciembre 1864 - 2 de enero 1865

01 Enero 2019
Publicado por: 

La defensa de Paysandú está más allá de una lucha entre blancos y colorados, está por encima de una guerra civil, es la expresión de una clara agresión a la soberanía del Estado uruguayo.

Cuando cae Paysandú, es arriada la Bandera Nacional y es izada la bandera del Imperio Brasileño.

La revolución del general Flores revivió las luchas caudillescas que la política de fusión intentó dejar atrás después de la Guerra Grande. La fusión fue un intento de gobernar con orden y en paz, pero la revolución florista marcó el retorno a la inconstitucionalidad y a la anarquía. Peor aún, fue la reiteración del intervencionismo de brasileños y de argentinos en nuestros asuntos internos, que sólo querían demostrar que la Convención de 1828 que creo el Estado uruguayo era una solución transitoria para terminar una guerra que se prolongaba demasiado. Para los dos estados vecinos, la creación del Uruguay como país independiente, era una etapa transitoria; tarde o temprano se demostraría la inviabilidad del nuevo estado y este retornaría a ser la Cisplatina de Brasil o una Provincia más de la Federación Argentina.

La defensa de Paysandú revitaliza la consigna lavallejista de 1825 de luchar por la independencia o morir en la demanda. Los defensores de Paysandú consideraban que era más importante defender el honor propio y el de la patria que conservar la vida.

Cada salida del sol cuando se izaba el Pabellón Nacional, Leandro Gómez y su estado mayor cruzaban sus espadas y juraban “Vencer o Morir”, “Luchar hasta sucumbir”.

Los treinta y tres días del sitio son el triste recuerdo de una lucha entre hermanos, de pérdidas de vidas, de ruinas de una ciudad floreciente, de desorden y de inconstitucionalidad. Se desconocen las autoridades electas y la soberanía del pueblo.

Es la vigencia de la lanza, el sable, la pólvora, la violencia por encima de la razón y de la ley.

Paysandú rodeada por extranjeros y orientales: en el río la escuadra de Tamandaré, por tierra la fuerza de Mena Barreto, del General Netto, de Flores y de los argentinos.

Es una guerra de armas y de nervios para los sitiados, de constante vigilia, de esperanzas, de temores, de ruegos al Todopoderoso, de dudas, de sueños, de espera por la llegada de la ayuda prometida por el Presidente, pero el General Saa nunca llegó. Los paraguayos tampoco auxiliaron, demasiado ocupados en su aislamiento, el General Justo José de Urquiza en Entre Ríos consideró más redituable venderle al ejército brasileño 30.000 caballos que auxiliar a los vecinos orientales.

La escritora entrerriana María Esther de Miguel en su Novela “Jaque a Paysandú” dice “Es vigilia de nunca acabar”. “Ataviada de muertos, la plaza; ribeteadas de muertos las calles, como paquetes desparramados por todos lados, muertos”. “Los sitiados andan como labriegos recolectando papas en el campo, buscando los cadáveres de los suyos”.

La defensa de Paysandú, mírese con el criterio que se mire, apréciese o no las causas que la motivaron, siempre va a ser un acto glorioso, heroica, homérico, que debe ser recordado como símbolo y recuerdo para los cientos de muertos, para las familias que desde la isla Caridad veían la escuadra brasileña bombardear la ciudad. Esposas, madres, hermanas, hijos, que día a día sabían del horror de la muerte segura de sus seres queridos.

Nos Preguntamos

¿Por qué a los Jefes vencidos se los ejecutó como a simples criminales?

¿Por qué no tenían derecho a un juicio?

¿Cuáles fueron los crímenes cometidos por Leandro Gómez, Lucas Píriz, Azambuya, Braga- Raña- Rivero, y varios más que fueron ejecutados ? 

Para todos los muertos en Paysandú, nuestros patrióticos recuerdos en estos 154 años que se cumplen este próximo mes de enero.

Complemento

Los días 1 y 2 de enero de 1884, los restos del General Leandro Gómez fueron trasladados a Montevideo. Homenajes, misa y traslado de la urna al Panteón y Monumento que existe en el Cementerio Central.

Don Andrés Lamas envió una bandera que estaba el día de la caída de Paysandú, para que cubriera la urna, luego esta bandera fue entregada al Museo Nacional.

Prof. Teresita Pírez 

Nuestro diario con la firme misión de mantener informados a TODOS adapta la modalidad de Prensa Digital, esto es fruto del desarrollo de las nuevas tecnologías que hacen posible El Profesional llegue a cada rincón del mundo en el momento en que lo desees.

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree