Intentó cometer el crimen perfecto y la participación de la familia se lo impidió

09 Agosto 2018
Publicado por: 

A los 150 días de estar en la cárcel de Melo, las pruebas que aportó la familia de  la profesora Julia Olivera, asesinada en Fraile Muerto el 9 de febrero, fueron determinantes para acorralar al exesposo, que resultó ser el matador. Hace un mes que confesó la autoría, casi al finalizar los 180 días de prisión preventiva. "Si no hubiesen participado los padres en aportar pruebas podría haber quedado en libertad" dijo el abogado de la  familia Gustavo Silveira.

El aporte de la familia a la investigación  fue determinante para el esclarecimiento del hecho.  "Aprovecharon algunas ventajas que el  nuevo Código del Proceso Penal permite y la familia  reunió  elementos probatorios", indicó Gustavo Silveira, abogado defensor de la familia de la víctima. "Esta familia estuvo desde el primer momento frente a un asesino que jugaba que no le pudieran comprobar lo que había hecho, y la familia contribuyó en el aporte de pruebas, asumiendo una carga emocional muy grande y lograron aportar elementos determinantes para ir  cerrando la hipótesis y cuando él se vio acorralado pidió para declarar, (hace 30 días) e hizo  una declaración donde reconoció ser el autor del hecho, pero en una versión decorada", indicó el abogado.

Nuestro diario con la firme misión de mantener informados a TODOS adapta la modalidad de Prensa Digital, esto es fruto del desarrollo de las nuevas tecnologías que hacen posible El Profesional llegue a cada rincón del mundo en el momento en que lo desees.

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree