fbpx

Neoliberalismo zombi

01 Diciembre 2018
Publicado por: 

El jueves me encontré con ‘Nenela’ en la verdulería. Tiene 90 años cumplidos y bien llevados. Luego de un breve intercambio sobre las respectivas familias –como siempre- nos pusimos a conversar de política. Está muy preocupada por lo que pueda pasar en las próximas elecciones. Cree que lo que faltan son liderazgos…

Por David Rabinovich

En el principio. La antigua Grecia, cuna de la civilización occidental,  estaba conformada por un conjunto de ‘Polis’: ciudades y su entorno rural. La política, como la conocemos hoy en estas latitudes, nació en los debates que tenían aquellos ciudadanos sobre sus problemas comunes. Nuestras democracias, que reconocen estos orígenes culturales, funcionan en marcos de referencia muy diferentes. Hoy la democracia es lucha por el poder. Más que debate en busca de soluciones para convivir, se trata de quién se apropia de los excedentes generados, disfruta de los mejores servicios, de los bienes culturales, del prestigio social… Quiénes obedecen y quién manda.

Las estrategias de poder.No son patrimonio exclusivo de la política, aunque ésta sea, en esencia, lucha por el poder. Estrategias de poder sostienen los Pentecostales, la Iglesia Católica y la Masonería… Las cámaras empresariales y el Pit-Cnt. Disputan poder los partidos, los sectores y los políticos. Todos y cada uno. Una disputa fundamental transcurre en el campo de batalla de las ideas. Hay una disputa permanente por el imaginario colectivo, por la construcción o destrucción de la sensibilidad social. No por casualidad la educación y las comunicaciones generan tantos debates con ríspidos enfrentamientos.

De ‘progres’ y ‘conserva’. La ola progresista latinoamericana se estrelló contra los arrecifes del sistema, perdió empuje y mansita, vino a morir en la orilla. Pero hay otras olas en el horizonte. Confluyen en marejadas que van modelando el contorno de nuevas costas. Otras realidades emergen con el paso del tiempo. Aunque, como el de los procesos sociales no acompaña el de la efímera vida personal, se viven con euforia las etapas que nos gustan y con amargo dolor las que disfrutan nuestros adversarios. Los proyectos conservadores aspiran a un imposible “Fin de la historia”; los revolucionarios a construir nuevos caminos ‘para el paso de las mujeres libres’. Y si hay que abrir las anchas alamedas a machete limpio ¡que así sea!

Teoría de la liberación. Para el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, hubo dos batallas que las gestiones ‘progresistas’ no pudieron librar con éxito: la del “sentido común” y la de la “sostenibilidad del crecimiento y la satisfacción económica”. Se fundamenta para su análisis en una pregunta “¿por qué los compañeros que salieron de la pobreza votan en contra de los gobiernos progresistas que los beneficiaron?” Cree que una nueva ola progresista está viniendo: “Tenemos un neoliberalismo fallido de corto aliento y un mundo incierto. Se ha agotado el combustible neoliberal, éste es un neoliberalismo zombi”.Es claro que las ‘gestiones’ progresistas no enfrentaron con convicción y realismo los problemas del ‘poder’. Quizá porque simplemente lo necesario, cambiar el sistema, no es posible, por ahora; tampoco lo posible, redistribuir algo, es suficiente a corto plazo para colmar las expectativas de extensas mayorías de consumidores ansiosos. El síndrome de abstinencia que muestran las clases medias ante las dificultades para acceder cada vez a más consumo, se manifiesta en brotes virulentos de bolsonarismo, extensas infecciones de macrismo y profundas lesiones por piñerismo agudo.

Los números no mienten. Ernesto Samper recordó que en diez años de gobiernos progresistas 180 millones de personas salieron de la pobreza, pero que ahora están regresando a esa situación “entre 15 y 20 millones”. Se dice fácil, se lee rápido. ¿Pero qué significan tamañas afirmaciones? La línea que mide la pobreza por ingresos es una mala idea o viene de oscuras intenciones. Las personas no se pasan a la ‘clase media’ automáticamente porque su nivel de ingresos aumente de U$S 9.90 a U$S 10,08 por persona y por día. No obstante, las tendencias que reflejan las estadísticas son válidas; las mejoras son reales. Si estimáramos cuánto significa la masa de ingresos que es necesario transferir del 1% de mayores ingresos al 99% de la población para que eso ‘mueva la aguja’, que sea perceptible por los beneficiados, seguro que estamos ante cifras muy ‘grosas’. “Algo” que se reparta el 1% sí lo nota y no le gusta nada. Como también concentran el poder real, no se ‘puede’ pasar ingresos de la élite a la plebe. Los progresismos afectaron a las clases medias altas para pagar la fiesta y éstas son las que conforman el estado de ánimo del las sociedad. Por allí van los tantos.

La (in)seguridad. Asesor de Luis Lacalle Pou, Adolfo Garcé, promete “un cambio en la política que se viene aplicando, un cambio que además entendemos que debe ser radical y completo, puesto que las políticas de seguridad han fracasado. A ningún gobierno le ha ido tan mal en prevención y represión del delito y en la rehabilitación de las personas como a este”. Por su parte Juan Miguel Petit, comisionado parlamentario, advierte que tenemos 320 presos cada 100.000 habitantes. "Estamos en el paquete de los primeros 30 países con más presos en el mundo". Atendiendo a las propuestas de la derecha conservadora que reclama ‘mano dura’ ¿cuántos presos serán suficientes? Un informe del Ministerio del Interior, que evalúa los dos primeros años de vigencia de la Ley de Humanización de Cárceles, muestra que el índice de reincidencia –entre los beneficiados por la ley- fue sólo del 18 %. Además se duplicó la cantidad de reclusos con actividades laborales y académicas, gracias al instituto de redención de penas. Pero aquél camino se abandonó y éste parece llevar a ninguna parte. El que sugiere la oposición ¿dónde nos llevaría? Difícil de predecir lo que puede pasar en estos aspectos con los blancos en el gobierno. Garcé dijo: “Lo que pueden esperar de un gobierno del PN es el cumplimiento de la ley, que es lo que corresponde en el estado de derecho”.

En materia económica. Juan Ignacio Buffa, también asesor del candidato blanco, afirmó que “el productor uruguayo está sometido a una estructura de costos que es insoportable.” y que “El endeudamiento agropecuario está en el entorno al 80% de lo que se produce”. En el discurso se habla mucho de productores familiares, pero la gran deuda no la tienen los chicos sino los grandes y los muy grandes. Quiero justificar mi falta de empatía con estos planteos con un par de ejemplos. Volvía de Piriápolis, después de participar del Congreso de la OPI. A pocos kilómetros de la costa, en la falda de los cerros hay una hermosa y nuevecita plantación. Viñedos. Toda la amplia falda del cerro cubierta (del lado del este) de viña nueva, seguramente cepas seleccionadas para obtener vinos de alta calidad. Noviembre de 2018, leo los anuncios de Luis Lacalle, dada la situación crítica de la industria vitivinícola promete dar la pésima señal de retroceder en materia de manejo y consumos. El 0% del FA será sustituido por un 0,3% de tolerancia blanca. ¿Cuánta venta adicional significa para el vino oriental? ¿Está hablando en serio? Vamos a retroceder en materia de seguridad en el tránsito a cambio de… ¿de qué? Si el negocio es tan malo ¿por qué hay quienes siguen invirtiendo? Si el endeudamiento es tanto ¿por qué no tenemos claro el detalle de cómo se reparten las deudas grandes y como es el mapa de ese endeudamiento? Si los costos son tan altos y la rentabilidad negativa ¿por qué no caen los precios de campos y arrendamientos de manera estrepitosa?

Los corruptos de siempre. El otro ejemplo es el de Rodrigo Olaso, caudillito del Partido Nacional e integrante del Movimiento ‘Un Solo Uruguay’, está acusado por estafa y robo de ganado. Todo en grande, no se trata de un cuero en el alambrado sino de cientos o miles de bichos. ¿Por qué el impacto es tan diferente de acuerdo a la filiación del acusado? Trascienden sospechas y hechos comprobados pasan desapercibidos.

Dice Nenela que está complicado.  Está difícil. ¿Cómo calcular la resultante de la interacción de tan distintas fuerzas sociales que se mueven con diferente intensidad, en direcciones distintas y con sentidos a veces opuestos?

Nuestro diario con la firme misión de mantener informados a TODOS adapta la modalidad de Prensa Digital, esto es fruto del desarrollo de las nuevas tecnologías que hacen posible El Profesional llegue a cada rincón del mundo en el momento en que lo desees.

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree