fbpx

El Museo Histórico Regional Dr. Apolinario Pérez descubre… La Glicina de Manuelita Montero

05 Octubre 2019
Publicado por: 

Hoy se encuentra en una plaza de Melo, que no es una plaza cualquiera, es en la que se homenajea con un busto al Gral Aparicio Saravia.

¿Qué tiene de Patrimonial esta Glicina centenaria?

Es en un patio colonial del Melo antiguo que ésta enredadera techó y perfumó el lugar de recibir visitas de la familia Montero y dice la tradición pueblerina que en ese romántico lugar Manuelita le cebaba mates al Gral. Lavalleja.

La familia Montero poseía una hermosa casona trabajado su frente de piedra con dibujos arquitectónicos en boga en Europa. En su interior tenia muebles de ébano y nácar, cortinas y sederías que adornaban los distintos ambientes.

El jefe de la familia fue don Ramón Montero, llegado a ésta Villa alrededor de 1820. Se establece como comerciante, uno de sus negocios era mandar cueros hacia Montevideo y exportarlos hacia Brasil en largas caravanas de carretas.

Luego instaló tiendas y generalizó comercio de ramos generales.

En 1835, su progreso lo llevaron a emitir su propio papel moneda e importar directamente de España y Francia lo que vendía en sus negocios.

Tal progreso económico se reflejó en la ornamentación y amueblamiento de su casa, en sus costumbres señoriales, fueron famosas sus tertulias, en las que su hija Manuelita cantaba y tocaba el piano.

En noviembre de 1827, llegó a Melo el Ejército Libertador vencedor en Ituzaingó al mando del  Gral. Juan Antonio Lavalleja. Don Ramón Montero ofrece su domicilio como alojamiento al vencedor de Sarandí, el cual es aceptado. Toda persona importante que llegaba a esta Villa es invitada a la casona y a participar de sus tertulias.

En 1852, termina la Guerra Grande (acuerdo Ni vencidos ni vencedores del 8 de octubre), ese año llegó a ésta zona el Presidente Juan Francisco Giró que  recién asumido el cargo recorre el país para presenciar los efectos de tal  Guerra que había sufrido el país, sobre todo el saqueo de nuestros ganados vacunos y caballares llevados hacia Brasil; cuando la Comitiva del Presidente pasa por Minas se le está haciendo un homenaje, en su pueblo natal al Gral. Lavalleja. Éste se entera que la Comitiva presidencial va hacia Melo y ordena que le preparen su caballo para acompañar al presidente hasta aquel Melo que el tanto quería.

En 1853, fallece el Gral. Lavalleja como gobernante en Montevideo.

¿Será que tomó mate una vez más bajo la Glicina de la Casa Montero?

Pasaron los años, Manuelita se quedó sin sus padres, soltera y empezó la decadencia de la casona.

Años 1934 -1938 fue Intendente de Cerro Largo don Enrique Oribe Coronel, el que ante la decadencia de la casa Montero, que se estaba derrumbando, traslada la Glicina para nuestra Plaza Independencia.

Me quedó por averiguar en qué año fue trasladada a la Plaza Saravia.

¿Me ayudan a descubrir cuándo sucedería y por orden de qué Intendente?

Prof. Teresita Pirez

Nuestro diario con la firme misión de mantener informados a TODOS adapta la modalidad de Prensa Digital, esto es fruto del desarrollo de las nuevas tecnologías que hacen posible El Profesional llegue a cada rincón del mundo en el momento en que lo desees.

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree